Diferentes tipos de entrevistas de trabajo y como ser el ganador

Loading...

Ser seleccionado para una vacante laboral puede ser un proceso arduo y difícil. La dificultad que enfrenta una empresa para hallar a la persona indicada cuyas características cumplan con sus necesidades es mucho más grande.

Por este motivo, así como existen diferentes tipos de entrevistadores hay también diversas modalidades de entrevistas.

Encuentro entre un entrevistador y un entrevistado

Este tipo de proceso es el más común de todos los disponibles hasta el momento, y el más esperado cuando uno es llamado en la selección. Se puede llevar a cabo en cualquier sitio que permita el diálogo: en un despacho dentro de la empresa, en un café, en un hotel, por vía online, etc. Los entrevistadores elegirán el lugar en función no solo de su comodidad sino también de lo que quieran evaluar.

Diferentes tipos de entrevistas de trabajo y como ser el ganador
Diferentes tipos de entrevistas de trabajo y como ser el ganador

Cómo actuar

Aquí lo que importa será la puntualidad, mostrarse educado y respetuoso. Además, la vestimenta debe ser formal. Estas suelen ser el primer contacto con el mundo de la empresa, con lo cual la primera impresión importa y mucho.

Dos o más entrevistadores y un solo entrevistado

En este tipo de entrevistas habrá una persona que ejerza el papel principal y que encamine la entrevista según el rumbo que le sugieran sus dudas. Mientras tanto, el resto de los entrevistadores solo participarán en contadas ocasiones, modulando caracteres adicionales.

Con una gran frecuencia, esto ocurre porque la empresa en cuestión no cuenta con personas especializadas en la búsqueda de personal, por lo cual el concepto de “4, 6, 8 ojos ven mejor que 2” es la idea que prima en la organización del encuentro.

Cómo actuar

En estas ocasiones la cantidad de entrevistadores puede alterar el nerviosismo del entrevistado, pero no habrá de qué asustarse. Generalmente esas personas acompañan al proceso de manera lateral y no son especialistas en técnicas avanzadas de entrevista, por lo tanto, habrá que concentrarse en responder de una manera concreta la mayor parte de los ítems sobre los que indaguen. Es muy importante demostrar serenidad y calma en estos casos.

Dos o más entrevistadores y un solo entrevistado
Loading...
Dos o más entrevistadores y un solo entrevistado

Entrevistas de trabajo sucesivas

Si la cita para una entrevista de trabajo se concreta para un día sábado, es bastante probable que encaje dentro de este prototipo.

La idea principal será citar a los candidatos para un mismo día y, en el transcurso, realizar varias entrevistas sucesivas. Es decir, casi como en una fábrica de chocolates donde cada máquina realiza una acción determinada sobre el producto, un candidato saldrá de un encuentro e ingresará a otro. Generalmente cada entrevista demorará unos 20 a 30 minutos por lo que deberás armarte de paciencia.

Loading...

Los argumento de quienes planean este tipo de entrevistas se basan en considerar que una persona podría llegar a engañar a un entrevistador, pero será mucho más dificultoso conseguirlo con 6 u 8 de manera sucesiva. Este tipo de proceso es extremadamente cansador y molesto, pero si deseas el puesto tendrás que hacer un esfuerzo extra.

Producto del hastío que generan, es muy probable que personas que realmente valen sean descartadas. No obstante, los defensores de este método afirman todo lo contrario, creen que el hastío que puede producir en las personas entrevistadas permite evidenciar con más claridad los puntos flojos de su currículum.

Cómo actuar

Bajo este concepto lo importante será mostrarse proactivo y ser conciso con todas las respuestas que se van dando en el contexto de cada entrevista. No hay que olvidar que en el fondo de todo esto, subyace la idea de cotejar los resultados de cada instancia cuando los entrevistadores se reúnan y expongan en común los diversos puntos a destacar de cada candidato.

Una buena idea será tomar un buen y fuerte café con el fin de mantenerse despierto y atento todo en todo tiempo. Aquí, generalmente, se hablará un poco sobre todo y habrá quienes harán más hincapié en la personalidad mientras otros lo harán en los aspectos técnicos. Según el puesto que cada entrevistador ocupe se deberá responder de una u otra forma. Por ejemplo, si se sabe que quien pregunta es un posible compañero de trabajo entonces se podría utilizar el argot técnico profesional del sector. En cambio, si es alguien perteneciente al ámbito de los recursos humanos, entonces habrá que responder concentrándose sobre habilidades sociales que sea posea.

Entrevista de trabajo hard o dura

En este tipo de encuentro el clima de relax y cordialidad desaparece, pues lo que se busca es someter al aspirante bajo una sensación constante de hastío y presión. ¿Por qué? Para evaluar el modo de reacción ante situaciones estresantes.

Estas entrevistas se aplican especialmente cuando el puesto vacante lleva de por sí un trabajo que fácilmente puede crispar los nervios de una persona. Por ejemplo, en procesos de selección de personal para atención al público o venta directa.

Aquí los entrevistadores no solo actuarán de forma poco cortés sino que además realizarán preguntas que difícilmente pertenezcan al ámbito y profesionalismo laboral. De hecho, es muy frecuente que las preguntas hagan alusión a temas personales y privados, incluso muy íntimos.

Entrevista de trabajo hard o dura
Entrevista de trabajo hard o dura

Cómo actuar y reaccionar

Lo primordial será mantener la calma y la buena predisposición a pesar de todas las incomodidades a las que se pueda estar sometido. Nunca hay que responder de forma agresiva, aunque tampoco mostrar ni sugerir una personalidad sumisa.

En caso de que las preguntas hagan mención a la vida personal, se podrá dejar muy en claro que solo se estará dispuesto a responder temas relacionados con la esfera laboral.

Loading...